“Aby Warburg y yo”: Crónica de Sandra Álvarez Hernández sobre su estancia de investigación en el Instituto Aby Warburg, Londres, Inglaterra (2015)


En fechas recientes, Sandra Álvarez Hernández, estudiante de Doctorado del  Campo de Conocimiento en Literatura Comparada del Programa de Posgrado en Letras, realizó una estancia de investigación en la Biblioteca del Instituto Aby Warburg, ubicado en Londres, Inglaterra. A continuación, les compartimos un fragmento de la crónica de su visita. Para leer el escrito completo, da clic aquí.

BibliotecaAbyWarburg_ExLibris

“Mi tema de investigación se ajusta por naturaleza a los de la Kulturwissenchaft, está centrado en la lectura de un texto creado por Porfirio, filósofo griego, sobre el Canto XIII de la Odisea de Homero y la gruta por la cual Ulises desciende a los Infiernos. El propósito del proyecto es evidenciar la supervivencia de las formas simbólicas enunciadas en este texto neoplatónico en la creación de fuentes marinas artificiales en los
jardines del Renacimiento Italiano.
La colección de la Biblioteca tiene en el primer piso, dedicado a la Imagen, un largo número de títulos dedicados al estudio de los jardines: clásicos, medievales, orientales, ingleses, franceses, imaginarios y, por supuesto, italianos. Dados mis intereses no sólo académicos, también personales, ésta es mi sección preferida de la Biblioteca y podría pasar la vida ahí, al lado de las CGD 3000. Revisé todos los títulos que hablaran de fuentes y de grutas. Encontré en un tomo dedicado a los jardines italianos un artículo titulado “Natura Artificiosa to Natura Artificialis” de Eugenio Battisti y en su lectura hice un descubrimiento que me llevó hasta el cuarto piso: a la Acción. El autor propone que la primera representación de una gruta en el Renacimiento se encuentra en el Palazzo Schifanoia en Ferrara, en el fresco relativo al mes de abril. Este descubrimiento es de suma importancia, ya que los frescos en Ferrara son famosos principalmente por una razón: Aby Warburg estudió sus representaciones astrológicas con el fin de demostrar cómo los conocimientos normalmente atribuidos a los griegos en términos de astros, llegaron a nosotros gracias a los textos árabes basados en lo que alguna vez fue en efecto heleno.
En mi visita al cuarto piso y las FAF 865 tomé un par de libros relativos a Schifanoia, abrí primero uno con imágenes para ver las famosas grutas de abril y después seguí con un librito delgado. No era otro que el título de Venturi que cita repetidas veces Warburg en su artículo. Lo primero que hallé fue un Ex libris conocido con una A, una B y una W en un rectángulo rojo, pensé que podía ser casualidad. Después unas letras en pluma fuente negra me sacaron de dudas: estaba consultando el mismo libro que Aby Warburg había leído y anotado alguna vez.”

Sandra Álvarez Hernández (Ciudad de México, 1983) estudió Letras Clásicas y obtuvo el grado de Maestra en Historia del Arte en 2011 en la UNAM. Actualmente es alumna del doctorado en Literatura Comparada. Ha realizado estancias de investigación en la Universidad Sorbona de París y el Instituto Warburg en Londres. Centra sus investigaciones en la influencia del mundo grecolatino en los jardines del Renacimiento Italiano. Ha publicado en la Revista Anales del IIE-UNAM y otras publicaciones como Reflexiones Marginales.

Twitter: @bomarciana